HACKS DIY

MANTENER LA FORMA DE TU CALZADO

 

Compramos unos zapatos que nos encantan y lo normal es que queramos que nos duren como nuevos el mayor tiempo posible.

No obstante, es habitual que con el transcurso del tiempo zapatos, zapatillas deportivas o botas se vayan deformando con el uso, independientemente del material en el que estén fabricados.

Toma nota de estos sencillos trucos para evitar que tu calzado que se deforme con el uso e incluso para recuperar su forma original si ya están deformados.

 

Consejos para evitar que el calzado se deforme

Porque más vale prevenir que curar, cuidar tus zapatos en el día a día puede ayudarte a mantener su forma como el primer día.

Guarda tus zapatos en el lugar adecuado

¡Nada de amontonar el calzado en cualquier sitio!

Una muy buena opción puede ser guardar siempre los zapatos en sus cajas originales, de este modo conseguirás que estén resguardados del polvo y que mantengan su forma original.

Si tienes un zapatero u otro mueble destinado al almacenamiento de calzado (aquí puedes ver todo tipo de muebles zapateros), procura que los zapatos no se amontonen ni estén apretados entre ellos para evitar que se deformen.

No uses los mismos zapatos dos días seguidos

El uso exhaustivo de un calzado en concreto hará que deforme y se estropee con mayor rapidez.

El calzado necesita respirar. Dejar que tus zapatos descansen les ayudará a conservar su forma por más tiempo.

Cuidado con el agua

El agua estropea el calzado. Algunos materiales como la piel o el ante se resienten incluso con mayor facilidad.

Intenta (en lo posible) evitar que tu calzado se moje en exceso, y asegúrate de que se sequen adecuadamente si esto sucede.

 

Recuperar la forma original de tus zapatos

Si tus zapatos ya están deformados de tanto uso… no te preocupes, quizás todavía puedas hacer algo para devolverles su forma original.

Lo más efectivo es utilizar hormas para calzado:

Hormas para zapatos y deportivas

Puedes comprar hormas de distintos tamaños y materiales.
Las más «lujosas» son las que están fabricadas en madera, pero también son menos económicas que las hechas en plástico.

Hormas talla 36-38

 

Hormas talla 38-44

 

Hormas para botas

También hay hormas especialmente diseñadas para mantener tus botas «en forma».

Hormas para botas

 

Un consejo que debes tener en cuenta a la hora de utilizar estas hormas, es que resultan mucho más efectivas si las colocas justo en el momento de quitarte los zapatos, pues el calor del propio pie ayudará a que recuperen su forma.

Es por esto que muchas veces se recomienda, para conseguir que los zapatos recuperen su forma, colocar estas hormas en el interior del calzado y aplicar calor con un secador de pelo.
Es una buena opción, pero te recomiendo que lo hagas con mucho cuidado para no estropear tus zapatos favoritos. Ve regulando la temperatura poco a poco y prueba primero en una zona poco visible.