HACKS DIY

LIMPIAR Y REPARAR BOTAS DE GOMA

 

Katiuskas, botas de goma o botas para la lluvia… todas ellas nos ayudan a mantener secos nuestros piececitos incluso los días más lluvia.

En principio, limpiar las botas de goma es una tarea muy sencilla, pues están fabricadas en un material que en principio es muy resistente al agua y al jabón. Así que el cuidado «diario» puede limitarse a eso, a limpiar las botas con una bayeta con agua y jabón.

¿Pero qué pasa cuando las botas para la lluvia se van estropeando con el uso?

 

¿Por qué se estropean las botas de goma?

Las botas de goma para la lluvia (incluidas las de la marca Hunter) con frecuencia nos reservan alguna sorpresa desagradable.

Suele darse precisamente cuando llevan tiempo guardadas en su caja y por fin las sacamos para volver a utilizarlas.

Las botas de goma, en realidad, suelen estar estar fabricadas con caucho galvanizado, que con el tiempo sufren un proceso químico que hace que nuestras botas presenten unas manchas blancas imposibles de limpiar y que dan un aspecto bastante feo y descuidado.

En alguna ocasiones la goma también cambia su textura lisa, adquiriendo un tacto gomoso y un tanto pegajoso bastante desagradable.

¡No las tires! Tiene remedio…

 

Limpia y recupera tus  katiuskas o botas de agua pegajosas

Si tus botas de agua se han estropeado con el tiempo, presta atención a los siguientes remedios que pueden ayudarte a recuperarlas.

Ya estén de color blanquecinas o hayan adquirido una textura pegajosa, estos trucos van a ayudarte.

 

Repara tus botas Hunter

Posiblemente conozcas las botas de agua de la popular marca Hunter.

No son baratas, no. Pero no por ello dejan de presentar con frecuencia este problema habitual (manchas de color blanco que no salen o textura extraña de su material).

Hay productos en el mercado especialmente diseñados para la limpieza y mantenimiento de las botas Hunter como este:

 

Por supuesto, este tipo de productos puedes utilizarlo no solo en katiuskas de la marca Hunter, sino en cualquier tipo de bota de agua.

 

Remedio casero para botas de agua blanquecinas

Además de productos específicos para el cuidado de las botas de goma, te traigo un «remedio casero» que también puede salvarle el tipo a tus viejas botas:

  • Pulveriza laca del pelo (sí, laca del pelo) en toda la superficie de la bota. No escatimes, pon una buena cantidad. Frota con una bayeta.
  • Vuelve a frotar las botas con una bayeta con agua para retirar la laca.
  • Extiende una pequeña cantidad de crema corporal (la Nivea de lata azul es una excelente opción) para mantenerlas brillantes.

 

¡Verás el cambio!